¡Peligro!: mujeres excitantes comiendo una banana

La semejanza entre una banana y un miembro viril erecto es muy obvia, tanto que los varones no pueden evitar sentirse turbados ante la presencia de una mujer excitante comiendo una banana de forma provocativa ante sus ojos. Algunos se ponen nerviosos, otros observan con deleite, uno se excita visiblemente y hasta hay un hombre que invita a salir a la hermosa frutívora absolutamente seducido por lo que ve (y lo que planea).

Claro que también están los que confunden el gesto con una solapada propuesta de prostitución, los que ríen nerviosos y los que se agolpan alrededor de la dama que no dice ni una palabra mientras los mira a los ojos directamente y sigue comiendo su banana.

Y es que este video demuestra que los preconceptos y asociaciones nos guían y confunden todos los días. No hace falta que ella diga absolutamente nada, el hecho de comer la fruta trae inmediatamente imágenes eróticas asociadas a la mente de cuanto varón se pone por el medio. Observa cómo se turban todos nuestros protagonistas, ¡no hay uno solo que mantenga la inocencia!

What do you think?