Los mejores rincones secretos de Madrid para niños

Los mejores rincones secretos de Madrid para niños
Madrid es una ciudad con muchas actividades de ocio y zonas verdes para disfrutar en familia. Tiene la ventaja de contar con una eficaz y asequible red de transporte público (bus, metro y tren) para llegar a todos los sitios. Pero ten cuenta que viajar con un carrito de bebé puede resultar algo pesado, ya que solo puede viajar un carrito en cada autobús y en la mayoría de estaciones de metro del centro no existen ascensores.

La ventaja es que el centro de la ciudad se puede recorrer cómodamente a pie, o haciendo una parada en las numerosas cafeterías y locales de comida rápida que existen, muchos de los cuales son familiares para los turistas estadounidenses. También existen muchos parques o zonas de juegos para los niños, a menudo rodeadas de terrazas donde los mayores os podéis detener a tomar un refresco. Ten cuidado, sin embargo, porque aunque en Madrid está prohibido no recoger los excrementos de los perros, mucha gente no lo hace en la calle y especialmente en los parques. Afortunadamente, esta falta de cuidado se ve compensada por la simpatía de los madrileños, que suelen ser acogedores y amables con los visitantes, por lo que no será difícil que tus hijos hagan amiguitos con los que poder jugar e incluso hablar en español.

          Lee también: San Agustín, Florida, destino ideal para familias latinas

Otro aspecto a tener en cuenta son los horarios españoles. La mayoría de los pequeños comercios cierran entre las 14.00 y las 17.00, así que planifica tus compras teniendo en cuenta este aspecto. El almuerzo se suele servir entre las 14:00 h. y las 16.00 h., y la cena de 21:00 h. a 23:00 h, por lo que es interesante elegir restaurantes que permanezcan abiertos todo el día.

 ¿A dónde ir con niños en Madrid? Las guías y webs especializadas en ocio te mostrarán muchos lugares turísticos de interés. Aquí tienes una selección de otros sitios no tan conocidos pero que os encantarán a toda la familia, y especialmente a tus hijos.

  • Madrid Río. El parque público más conocido de Madrid es El Retiro, pero hace dos años se inauguró el fantástico Madrid Río, un parque que recorre el río Manzanares a lo largo de 10 kilómetros y es un paraíso para los más pequeños. Cuenta con 17 zonas de juego infantiles construidas con materiales sostenibles y naturales y adaptadas para todas las edades. Destacan la colina de los toboganes, la jungla de los troncos y la supertirolina. También hay una playa urbana y no solo se puede patinar y montar en bicicleta sino también alquilar el equipo.
  • De paseo por el centro. El Ayuntamiento de Madrid organiza visitas guiadas para familias por el centro de la ciudad especialmente pensadas para que los niños no se aburran. Una de ellas es “Imagina Madrid”, una divertida gymkhana en la que los pequeños resuelven acertijos, conocen historias de leyenda y viajan a través de juegos de pistas para descubrir los tesoros ocultos de Madrid. Las visitas son gratis para los niños menores de 3 años.
  • Creatividad en familia. Los principales museos, como el Prado, Reina Sofía y Thyssen, organizan visitas familiares y talleres infantiles a lo largo de todo el año, especialmente en verano y durante el fin de semana. Suelen ser actividades relacionadas con las exposiciones temporales, generalmente arte clásico. Pero si quieres que tus hijos exploren su creatividad, asistan a talleres relacionados con el medio ambiente o el arte contemporáneo, se diviertan con conciertos de pop para niños, obras de teatro o incluso una roller disco, no te pierdas la fabulosa programación del Matadero y La Casa Encendida. Las actividades son gratuitas o muy asequibles, pero hay que reservar plaza con antelación.
  • Fiestas populares. Madrid es una ciudad cosmopolita y moderna, pero los barrios del centro conservan el encanto de los pueblos donde los vecinos se relacionan entre sí y se celebran fiestas populares. Si viajas en mayo o en agosto con tu familia, no te pierdas las verbenas de San Isidro y La Paloma, respectivamente. Música, mercadillos y puestos callejeros donde tus niños podrán probar los deliciosos churros madrileños. Y en Navidad es imprescindible llevarlos a la Cabalgata de los Reyes Magos el 5 de enero, que paraliza el centro de la ciudad durante una noche mágica.
  • Ocio en verano. Los niños madrileños tienen vacaciones desde finales de junio hasta principios de septiembre, por lo que existen multitud de opciones para entretenerlos durante los largos y calurosos días estivales. Las piscinas públicas son multitudinarias, asequibles y muy seguras. El cine de verano les encantará a tus pequeños, ya que pueden llevarse el bocadillo y las palomitas de casa y disfrutar viendo películas familiares al aire libre.
  • Si vais a permanecer en Madrid durante mucho tiempo o coincide con las vacaciones de verano, mira esta lista de campamentos urbanos para todos los precios. Lúdicos y educativos, son un lugar ideal para que tus niños socialicen… ¡y os dejen disfrutar del turismo adulto por unas horas.
  • Una excursión a la sierra. El tren de Cercanías os llevará en solo una hora al precioso pueblo de Cercedilla, situado en las montañas a 30 kilómetros de Madrid. Un lugar fantástico para disfrutar de rutas señalizadas, piscinas naturales, un picnic en el merendero o llevar a los niños a Aventura Amazonia, uno de los parques de aventuras más grandes de Europa, con juegos en los árboles, tirolinas y circuitos de aventuras.

Acogedora, ecléctica, moderna y tradicional, Madrid es una ciudad que cautiva por su carácter tolerante y abierto y su inagotable oferta de ocio y cultura. Aunque el mejor consejo es: pasead sin prisas y disfrutad del centro de esta ciudad pensada para recorrerla dando un paseo y disfrutando de su encanto castizo.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *