Por qué las dietas no funcionan-SliderPhoto

Por qué las dietas no funcionan-MainPhoto

Si estás luchando por deshacerte de ese peso extra y conoces la tortura del efecto yo-yo… no estás sola. Millones de mujeres con sobrepeso, realmente obesas o simplemente buscando bajar unas libras, se encuentran atrapadas en un círculo perdedor de dietas restrictivas sin la recompensa de la pérdida de peso permanente. ¿Cuál es la razón? La respuesta más rápida es que las dietas no funcionan.

La palabra dieta ya evoca sentimientos de privación y restricción. La mayoría de las dietas apelan a bajar de peso bajando drásticamente la ingesta de calorías y el consumo de alimentos nutritivos, como las grasas saludables, lo que puede llevar a un déficit nutricional.

EL CICLO
Con independencia de la dieta que estés haciendo, si te mantienes en ella, perderás fácilmente más del 10% de tu peso corporal en un principio. Lo que pasa después es el llamado efecto yo-yo: la mayoría de la gente gana el peso y, a veces, añade unas libras más.

LA VERDAD ES SIMPLE PERO CRUEL
Los investigadores afirman que las dietas no ayudan a mantener una pérdida de peso saludable y balanceada. Esto es porque cortar el consumo de calorías cambia tu metabolismo y la forma en que tu cerebro reacciona y se comporta con relación a la comida. Cuando se ve privado de calorías y quiere mantener su peso normal, el cerebro manda señales de alerta por infra-alimentación a tu cuerpo, que en respuesta empieza a acaparar grasas. Mientras tanto a ti te llegan los calambres por hambre y la obsesión por la comida.

Hay nuevas investigaciones que revelan que cortar el consumo de calorías eleva el nivel de hormonas que estimulan el apetito, mientras que bajan el nivel de hormonas que lo suprimen. Es decir… ¡que tu cuerpo actúa en contra de la dieta! Los investigadores también aseguran que una dieta muy restrictiva es un indicador probable de que ganarás peso de nuevo. O sea, que estás condenada a engordar incluso antes de empezar la dieta.

HAY UNA SOLUCIÓN
Si las dietas no funcionan, debes estar preguntándote qué hacer para perder peso. Las buenas noticias son que hay una solución. Pero requiere compromiso de tu parte. Tienes que cambiar para siempre tu estilo de vida.

Las dietas fallan porque solo apuntan a un elemento: la comida. Para estar saludable y perder peso de forma continuada, necesitar ver el cuadro completo y atender a todas las áreas de una vida saludable, es decir: hacer ejercicio, hidratarte, dormir bien, manejar el estrés y consumir nutrientes.

HAZLO TU ESTILO DE VIDA
La clave para perder y mantener un peso saludable a largo plazo es seguir una dieta pero acompañarla de ejercicio y hábitos saludables de nutrición como estilo de vida. Por supuesto hay que ajustar y corregir algunos malos hábitos que hayas estado llevando hasta ahora.

¿Haces ejercicio todos los días pero ignoras el estrés que te mantiene despierta toda la noche? ¿Bebes sodas dietéticas para evitar calorías extra pero no te fijas en los riesgos potenciales de los endulzantes artificiales? Para tener un cuerpo y mente saludables no te puedes fijar solo en un aspecto (la dieta o el ejercicio, por ejemplo), y dejar de lado los demás. Así no obtendrás nunca resultados positivos a largo plazo.

Lee también: Kettlebells, un deporte completo

CÓMO PERDER PESO PARA SIEMPRE
Aquí tienes algunos consejos para empezar la transición entre el horrible efecto yo-yo y los resultados a largo plazo.

  • No intentes cambiar tus hábitos alimenticios de la mañana a la noche ni tomes decisiones drásticas e intempestivas.

  • Sé orgánica contigo mismo, trátate bien, sé amable y escucha lo que tu cuerpo te dice.

  • Cambia la imagen que tienes de tu cuerpo y tu relación con él. Estar y sentirse en forma es un estado de la mente.

  • Concéntrate en soluciones a largo plazo que beneficien tu estilo de vida y tu bienestar.

  • Pregúntate a ti misma si comer es un placer añadido para ti. ¿Es como un hobby? ¿Me sirve para esconder viejos traumas? ¿Tengo control sobre lo que como y por qué lo como?

  • Fíjate en tu estado de ánimo. ¿Estás ansiosa, intranquila, enojada, feliz, triste? Evita utilizar la comida para llenar un vacío emocional. En vez de eso, ve a dar un paseo o a clases de danza. Es decir, hablando claro, busca una actividad saludable que reemplace el comer por comer.

  • No te obsesiones con lo que comes. Ya estás haciendo un cambio de estilo de vida que te ayudará a elegir los alimentos correctos.

  • Empieza una rutina de ejercicios moderada con la que te sientas cómoda.

  • Hazlo sano: manténte lejos de los carbohidratos y azúcares refinados, bebe mucha agua, evita las comidas procesadas y la comida basura. Incorpora comidas saludables como las almendras o el avocado. Hay una regla que puede seguir: cuanto más sana es la fuente, más saludable será el alimento.

  • Acelera tu metabolismo comiendo pequeños bocados a lo largo del día. Come poco y a menudo. Esto también mejorará tus niveles de energía, los bajones de azúcar, los patrones de sueño y los cambios de humor.

  • Hazlo a la francesa. Los franceses no sólo no cuentan las calorías, sino que no siguen dieta alguna y no prestan atención a las grasas de su comida. No se concentran en las calorías sino en que el alimento sea sano, la dieta balanceada y el estilo de vida, saludable.

  • No comas deprisa. No necesitas dos horas para el almuerzo, pero tampoco es saludable comer en la computadora, manejando el auto o mientras llamas un taxi.

  • Todos somos diferentes, no compares los resultados de pérdida de peso de otros con los tuyos.

  • No cargues demasiado tu plato. Sírvete cantidades pequeñas y haz una pausa entre platos. No comas más si ya estás satisfecha.

  • Por último, pero no menos importante, ¡¡mastica bien!! Los investigadores, especialistas y budistas dicen que debiéramos masticar cada bocado al menos 30 o 40 veces antes de tragar. La digestión comienza en la boca, así que cuanto más mastiques, menos querrás comer y más rápidamente te sentirás ahíta.

Elige disfrutar el cambio de dieta y de estilo de vida, trátate con amor y respeto… y el peso correcto llegará solo.

Nota del editor: la información provista en esta página tiene propósitos educativos e informativos, nada más. Nuestra información no sustituye las opiniones de expertos o los consejos médicos. No debe usar esta información para diagnosticar o tratar problemas de salud o enfermedades sin el consejo de su médico o pediatra. por favor, haga siempre la consulta con su doctor.

1 reply

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *