Propósitos realistas Cómo lograr correctamente el desarrollo personal este año-MainPhoto

Propósitos realistas Cómo lograr correctamente el desarrollo personal este año-MainPhoto

Es año nuevo, lo cual significa que es tiempo de empezar tu desarrollo personal. Pero ¿cómo? Lo dices cada año… el primero de enero llega y juras que este será el año en el que te pondrás en forma. Este año te enfocarás en ti, lograrás tus metas, limpiarás tu casa, harás tu lista de quehaceres y te convertirás en una mejor versión de ti de la que fuiste en el 2015. Pero luego la vida sigue y de repente los meses pasan y en realidad nunca logras ni uno de esos propósitos en los que estabas enfocada y luego es de nuevo año nuevo. No esta vez. Este de verdad será el año en el que lo lograrás; todo lo que necesitas es un poco de dedicación, algunos consejos de expertos y unas técnicas de desarrollo personal inteligente para que lo logres.

Primero que nada, seamos claras con respecto a cómo deben verse los propósitos. De acuerdo con la psicóloga Lynn Bufka, PhD, no debe ser una revisión completa de tu vida y personalidad. “Ponerte metas pequeñas y alcanzables a lo largo del año, en vez de una meta abrumadora el primero de enero, puede ayudarte a alcanzar cualquier cosa por la que luches… recuerda, no es la magnitud del cambio lo que importa, sino el acto de reconocer que un cambio en tu estilo de vida es importante y trabajar para lograrlo, un paso a la vez.”, el autor y experto en yoga, Kino McGregor, está de acuerdo y explica que: “Me gusta pensar en los propósitos de año nuevo más como intenciones que tu mandas al universo, en vez de una lista de tareas que te asignas a ti mismo”. No se trata de ser una persona diferente y no se trata de un gran muestra de cambio; los propósitos deben representar quién esperas ser y cómo puedes hacer cambios pequeños todos los días para hacer que sucedan.

Lee también: Tu nueva bucket list: Cómo hacer exactamente lo que anhelas empezando hoy mismo

Propósitos-realistas-Cómo-lograr-correctamente-el-desarrollo-personal-este-año-Photo2

Así qué, ¿cómo te programas para el éxito, en vez de crear una receta para el fracaso cuando se trata de los propósitos? Comienza pensando pequeño. No intentas cambiar tu vida por completo y tus comportamientos de golpe. Claro, intentar entrar en tus jeans de la universidad es una buena idea y una gran meta, pero ¿es una meta realista? Probablemente no. En vez de eso, intenta comenzar con pasos pequeños diciendo que serás más saludable, comerás mejor e incrementarás tu rutina de ejercicio regular. Una vez que hagas eso, puedes evaluar tu éxito y subir la apuesta al ponerte en forma. Comienza con pasos de bebé, para que así tengas la oportunidad de crecer con tus metas conforme completas etapas a lo largo del camino. La motivación del éxito solo ayudará a tu tasa de éxito.

Propósitos-realistas-Cómo-lograr-correctamente-el-desarrollo-personal-este-año-Photo3

Recuerda que no tienes que hacerlo sola cuando se trata de ponerte (y trabajar) en tus metas. Consigue un compañero y trabajen juntos para hacer que sus propósitos se vuelvan realidad. Pueden darse apoyo mutuamente, motivarse, reírse de sus tropiezos y servir como recordatorios de que no están solos. Y si no tienes una amiga en la que sientas que puedes confiar para mantenerte en el camino hacia tu meta final, entonces intenta escribir tus propósitos para que tengas unas notas para mantenerte responsable cuando estés tentada a renunciar. La investigación muestra que anotar tus metas funciona. De acuerdo con un estudio llevado a cabo por la Dra. Gail Matthews, una profesora de psicología en la Universidad Dominican en California: “Eres 42% más propensa a lograr tus metas simplemente escribiéndolas”.

Propósitos-realistas-Cómo-lograr-correctamente-el-desarrollo-personal-este-año-Photo4

Celebra todos tus éxitos, sin importar que tan pequeñas pueda que sean las victorias. Las victorias pequeñas aún cuentan como pasos hacia tus metas finales, así que no tengas pena de celebrar tu trabajo duro. Cuando algo salga bien, reconócelo y felicítate. Si tu objetivo es perder 10 libras y pierdas una, esa aún es una libra que está en la dirección correcta. Si querías tener todo tu hogar arreglado, y exitosamente limpias tu closet, ese es un gran paso que puedes tachar de tu lista. Saborea tus éxitos; lo demás vendrá posteriormente.

Cuando tengas duda, concentrarte en cómo te sientes, no en lo que estás haciendo. Puede ser fácil quedar atrapada en números y en cómo estás midiendo tus logros, literal y figurativamente. En vez de pensar en estadísticas y hechos, piensa en tus sentimientos y emociones conforme trabajas para lograr tus metas. Claro, tal vez no estés donde esperabas estar en febrero, pero ¿te sientes mejor?, ¿te sientes realizada?, ¿te sientes más feliz y aún tienes las mismas metas? Concentrarte en tus emociones positivas ayudará a que trabajes más duro para continuar con ese sentimiento positivo y de felicidad, y al final, te mantendrás en tus propósitos.