Jardín del edén interior Dominando el arte de los maceteros-MainPhoto

Jardín del edén interior Dominando el arte de los maceteros-MainPhoto

Si estás ansiosa por crear tu propia Babilonia interior, colgar maceteros es todo lo que necesitas. Pueden proveer espacios industriales privados y modernos con un toque antiguo de tranquilidad. El experto en jardinería, Alan Tichmarsh, dijo a Daily Mail que colgar maceteros de plantas también puede darnos una: “Estimulación espiritual, que nos hace sentirnos mucho mejor”:

Quizá quieras optar por comenzar con una hiedra colgante o un helecho Boston para la esquina de tu techo en la sala o arriba de tu silla para lectura en tu habitación. Luego, quizá quieras considerar colgar una línea de helechos sobre una mesa larga o pasillo. Otra idea es colgar una serie de macetas pequeñas con hierbas como albahaca, perejil, orégano, tomillo y menta para un jardín interior en tu cocina o el área del comedor.

Los helechos, que tal vez son los maceteros colgantes más populares, son más felices cerca de una ventada donde puede recibir mucha luz, aunque no deben de recibir luz directa del sol. El baño es un gran lugar para plantas de casa gracias a la humedad y calor que ellas proveen. Si tu baño tiene poca luz, opta por un filodendro o planta araña. La hiedra también puede crecer en lugares más sombríos. Si eres lo suficientemente afortunada para tener un baño brillante y soleado, prueba unas plantas tropicales exuberantes.

Lee también: Familia floral: Tips de jardinería para niños

Jardín-del-Edén-interior-Dominando-el-arte-de-colgar-maceteros--Photo2

Cómo los cuelgues y a qué altura depende de ti. Ya sea que estés atraída a una maceta colgante de macramé de los 70 con una canasta con cables o maceteros metálicos para un look más moderno, IKEA tiene jardines verticales magníficos e ideas para colgar plantas para que puedas trabajar con ellas. Tal vez la parte más complicada sobre cuidar tu jardín colgante interior verdoso es saber cómo regarlas correctamente. Lo último que quieres hacer es arruinar tus pisos de madera dura o alfombra peluda con constantes derrames de agua y tierra. En comparación con plantas que se mantienen a nivel del suelo, tus maceteros colgantes también necesitarán un poco más de agua ya que el aire caliente se eleva y tiende a ser más seco a niveles más elevados. La mejor opción para un sistema de drenaje de agua interior es un sistema de  macetas con una maceta adentro, o adjuntas a un sistema de bandejas.

Jardín-del-Edén-interior-Dominando-el-arte-de-colgar-maceteros--Photo3

La maceta con una maceta tiene una configuración fácil y te permite que sencillamente retires las macetas colgantes. La maceta que está en el exterior está completamente sellada y tiene cadenas o unas cuerdas pegadas directamente a ellas para colgarse. Solo pon una planta de maceta adentro y tienes un jardín colgante. Aparte de su peso, la mayor desventaja aquí es la dificultad para alcanzar la parte exterior de la maceta mientras la riegas. Si escoges una maceta muy grande y pesada, únela a un sistema de polea que  permita a la maceta entera ser bajada para regarse. Si esto parece más fácil decirlo que hacerlo, en lugar saca una escalera de tijera y una regadera de cuello largo.

Luego, está el sistema más ligero y más económico, el sistema de bandejas pegadas para colgar maceteros. La mayoría de las tiendas de plantas te venderá una maceta de plástico que viene con una trampa de goteo junto con un cable o cuerda pegada a la maceta misma. La desventaja con este sistema es que las bandejas de goteo pequeñas permiten muy poco espacio para el exceso de agua. Añade un poco de exceso de agua y terminarás con un agua lodosa en tus muebles o pisos. Con esas precauciones en mente, ahora estás lista para tu propio jardín del Edén, el cual está lejos del ruido del tránsito y la bruma de los gases de escape y está justo al lado de tu ventana reconfortante.