Invitaciones-de-etiqueta-para-boda-Invitar-a-tu-ex-MainPhoto

Invitación de boda de etiqueta Invitar a tu ex-MainPhoto

Ah, la alegría de las invitaciones de etiqueta para boda. ¿Por dónde comenzar con éstas? Cuando el Príncipe William y Kate Middleton se casarón, ambos invitaron a sus ex parejas a la boda. Al hacer eso, estos miembros de la realeza aparentemente conservadores parecían ultra-cools por hacerlo. Pero vamos, toda chica tiene su propia “filosofía del ex”. En otras palabras, cómo ella, a su manera especial, maneja, ignora o incorpora a su ex (es) en su vida después de la separación. Pero por más liberal que pueda ser, cuando se trata de hacer la lista de invitados para la boda, quizá piense dos veces con respecto a si debería o no incluir a su ex pareja o ex esposo.

Mucho del dilema depende del factor celos. Si ella o su futuro esposo es del tipo celoso, entonces deben de optar por omitir a sus ex parejas de la boda. ¿Por qué? Bueno, en nuestra opinión, ¿por qué arruinar este día especial si ella o él se siente incómodo con la presencia de ese hombre o mujer que una vez encendió la pasión?

Luego, algunas de nosotras del staff en Mamiverse siente que cuando se trata de las invitaciones de etiqueta para boda, si tienes algún tipo de relación con tu ex en la cual socializas con él regularmente y fue el tipo de relación que nunca fue muy apasionada o intensa y se separaron sin mucho esfuerzo, entonces esa situación tal vez es menos amenazante para la persona con la que te estás casando.  Por lo tanto, esta persona y su cita deberían ser invitadas a la boda si tu pareja está de acuerdo con ello.

Lee también: Consejos para la novia: Cómo no ser la novia que todo mundo odia

Invitaciones-de-etiqueta-para-boda-Invitar-a-tu-ex-Photo2

En el mundo dominante de la buena etiqueta, el dilema de si debes o no invitar a tu ex se reduce a si de hecho ustedes alguna vez estuvieron o no casados. La regla indica que si estuvieron casados, no invites a tu ex a la boda. En una entrevista con Cosmopolitan, Anna Post, la tátara nieta de la legendaria gurú de los modales, Emily Post, dijo que es más fácil invitar a una ex novia o ex novio que a un ex esposo.

“Con un ex esposo, es mejor no hacerlo. Sin embargo, hay excepciones donde todos se han convertido en buenos amigos y todos en tu círculo social se han vuelto completamente cómodos con esto”,  dijo la co-autora de Emily Post’s 18th Edition, que incluye una sección de etiqueta para bodas. ¿Qué podría salir mal si son invitados? Bueno, puede que sea una distracción para el resto de tus invitados (por tanto, ¡un festín de chismes!) y se robe la atención de la nueva relación a la que te estás comprometiendo. “Y ese consejo aplica a un ex también”, añade Post.

Invitaciones-de-etiqueta-para-boda-Invitar-a-tu-ex-Photo3

Hay esas situaciones donde hay niños involucrados o sucede que tu ex es tu mejor amigo y por consecuencia, ahora es igual de cercano a tu futuro esposo. De acuerdo con la experta  en bodas de About.com, Nina Callaway: “Si tuvieron hijos juntos, puede ser un buen gesto invitar a tu ex. Su presencia tranquilizará a tus hijos, y tu ex tendrá la oportunidad de ver a sus hijos ser parte de la celebración”. Callaway también está a favor de invitar a tu ex si aún son buenos amigos, especialmente si éste y tu futuro esposo se llevan bien y la separación fue hace mucho tiempo.

Algunos todavía creen que aunque sean buenos amigos de tu ex, éste aún pueden ser una presencia tipo Debby Downer. “Si estuvieron casados, tener a tu ex esposa o ex esposo ahí, puede causar que pienses sobre los límites del amor, y lo triste que es cuando se termina”, añadió Callaway. Por último, tener a tu ex ahí, puede quitarte la felicidad y la verdadera alegría de tu día con tu nuevo amor. Así que si todas tus ex parejas viven en Texas, puede que quieras optar por una boda en Tokio.