Cómo terminar con la ansiedad Tips para ser más guerrera y menos aprensiva-MainPhoto

Cómo terminar con la ansiedad Tips para ser más guerrera y menos aprensiva-MainPhoto

¿Cómo terminar con la ansiedad: no es esa la pregunta del millón de dólares? El año nuevo es una época para poner nuevas metas, pero también es un momento para reflexionar sobre tus metas pasadas, o más específicamente, tus metas pasadas que no lograste cumplir y por qué. ¿Pensaste demasiado y no actuaste lo suficiente? ¿Te preocupaste y estresaste y sobre analizaste cada movimiento, hasta el punto donde en realidad nunca hiciste ni uno de esos movimientos por las cuales te preocupabas tanto? Es común preocuparse por todo, desde tu futuro a tus relaciones y finanzas.

Como Psychology Today informa, de acuerdo con Graham C.L. Davey, Ph.D., un autor y profesor de psicología en la Universidad de Sussex, Reino Unido: “Algunas personas dirán que se “preocupan” porque los ayuda a resolver problemas y a lidiar con cuestiones de la vida diaria”. Como él explica, preocuparse tiene el potencial de ayudar a la gente a: “Pensar de forma constructiva sobre los problemas que ellos enfrentan, y hay buena evidencia que en la mayoría de las personas preocuparse está asociado con un estilo de afrontamiento centrado en el problema”. Con eso dicho, preocuparse también tiene el potencial de reprimirnos, ya que usamos mucha energía lidiando con nuestras preocupaciones, al grado de que nos quedamos con poco tiempo y poca motivación para tomar acción. Cuando preocuparnos nos lleva al punto de que no es constructivo, sino perjudicial para la salud y estilo de vida, a veces puede: “Ser diagnosticado como Trastorno de Ansiedad Generalizada—un problema de ansiedad que afecta del 10-12% de la gente en su vida”.

Así qué ¿cómo puedes detener la ansiedad y controlar tu preocupación para que así puedas ser menos aprensiva y más una guerrera cuando se trata de hacer frente a tus metas (para el año nuevo, o realmente durante cualquier momento del año)? Estos tips sencillos pueden ayudarte a ser más consiente de tu estado mental y puede ayudarte aprender a controlar tus pensamientos y acciones para que el 2016 pueda ser tu año más exitoso, feliz y libre de preocupaciones.

Lee también: 20 citas felices en lunes para hacerlo sentir un viernes

Cómo-terminar-con-la-ansiedad-Tips-para-ser-más-guerrera-y-menos-aprensiva-Photo2

Primero, piensa por qué te estás preocupando
… y decide si el preocuparse es productivo o te está deteniendo. De acuerdo con Susan Crandell en un artículo para Good Housekeeping, no todo el preocuparte es malo. Hay algo como la preocupación productiva. Steve Craig, un psicólogo en Birmingham, MI, explica que algunas veces el preocuparte: “Identifica una amenaza y lleva a la resolución de problemas, establecimiento de metas y aceptación de los límites. Cuando el preocuparte suena como una alerta a una dificultad que se procede a resolver, es productivo en vez de tóxico, y finito en lugar de crónico”. Así que reflexiona sobre tu preocupación y decide si te está ayudando a mejorar tu vida y actitud, o te está haciendo la vida más difícil.

Cómo-terminar-con-la-ansiedad-Tips-para-ser-más-guerrera-y-menos-aprensiva-Photo3

Siguiente, ahora enfócate en la tarea enfrente de ti
No puedes hacer todo a todas horas, y no puedes estar ahí para todas las personas todo el tiempo. Así que en lugar de eso, enfócate en qué es que lo puedes hacer ahora en este momento, y comienza ahí. No te des la oportunidad  de preocuparte por las metas que son de largo plazo u obstáculos muy lejanos.

Actívate
El ejercicio puede hacer maravillas para ayudar a desahogarte, aclarar tu mente y sentirte más optimista acerca de tu vida en lugar de preocuparte por tu futuro. Aunque tu ejercicio tal vez no resuelva los problemas por los que estás estresada, te sentirás renovada, re-energizada y más motivada para en verdad tomar acción después de tu entrenamiento.

Cómo-terminar-con-la-ansiedad-Tips-para-ser-más-guerrera-y-menos-aprensiva-Photo5

Todo se trata de la perspectiva
Todas tenemos cosas por las que nos preocupamos en nuestras vidas. ¿Pagaré mis deudas a tiempo?, ¿mis seres queridos estarán saludables?, ¿perderé mi trabajo?, ¿lograré terminar mis actividades a tiempo?, ¿encontraré el amor?… hay una lista infinita de temas para preocuparte. En vez de enfocarte en lo desconocido y lo negativo, concéntrate en lo que te hace feliz y te hace sentir satisfecha todos los días. Y cuando la preocupación llegue, mantén los pensamientos felices en tu mente para que puedas crear energía positiva en tu vida.

Acepta lo que no puedes controlar
Como el Huff Post informa, de acuerdo con Robert Leahy, Ph.D., director del American Institute for Cognitive Therapy en la ciudad de New York City, necesitas conocer tus limitaciones, y una vez que aceptes lo que puedes y no puedes controlar, serás capaz de minimizar tu preocupación. “Si dejas de intentar controlar lo que no puedes controlar y te ocupas en algo que en realidad puedes hacer,  dejas ir un futuro que tal vez nunca ocurra y vives el presente”.