que-sucede-uno-de-los-dos-quiere-mas-sexo-que-el-otro-photo5

Puedes intentar incentivarte, a veces es solo una cuestión de predisposición mental. Una “pereza” de empezar que puede darte una sorpresa muy rica si la vences. Usa trucos como dormir sin ropa en absoluto, el roce de la piel y el calor del cuerpo del otro es un excitante natural. Busca momentos con tu pareja fuera de los problemas de todos los días. Piensa en por qué te enamoraste, qué te gusta del otro. Intenta seducirte a ti primero para poder dejarte seducir después.