Selección aceitosa Qué aceite usar en la cocina-MainPhoto

Selección aceitosa Qué aceite usar en la cocina-MainPhoto

¿Alguna vez has abierto tu alacena y te has sentido confundida por no saber qué aceite usar? Si amas cocinar (o tal vez comer), entonces tu cocina está equipada con todos los ingredientes que necesitas para preparar una comida deliciosa. Cada sazonador, cada hierba y cada tipo de aceite podría imaginar que tiene un lugar en los gabinetes de tu cocina. Pero cargarte de cosas no siempre es la parte complicada—es saber qué ingrediente usar y cuándo lo que puede ser un reto, en especial cuando se trata de cocinar con aceite. Ahora, antes de que bajes los hombros o voltees el rostro y digas “no uso aceite, ¡el aceite es malo para ti!” escúchanos. Aquí hay una explicación sobre qué aceites usar y cuándo.

No todos los aceites son malos, y cuando es consumido con moderación puede ser realmente bueno para ti. Como Livestrong informa, un estudio reciente llevado a cabo en la la Universidad de Sãn Paulo en Brasil, y que fue publicado en el número de octubre del 2010 de Nutrition Journal: “La ingesta del aceite vegetal, particularmente el de aceite de oliva, tal vez mejore el metabolismo en gente con obesidad. Más allá de eso, The American Heart Association argumenta:” No todas las grasas son malas. De hecho, el remplazo de las grasas malas, como las saturadas y trans con grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, es mejor para nuestros corazones”. En otras palabras, puedes seguir adelante y cocinar con aceite de oliva o aceite de coco sin preocuparte por el estrés.

Así que ahora que tienes permiso para sacar el aceite, ¿cuál deberías usar? Desde el aceite de coco al aceite de sésamo o spray para cocinar, hay muchas opciones. Aquí hay una explicación rápida de los mejores usos para los aceites más populares para cocinar,  para que puedas preparar platillos deliciosos llenos de sabor; ya sea que estés salteando, friendo u horneando.

Lee también: Cómo preparar el suflé perfecto

Selección-aceitosa-Qué-aceite-usar-en-la-cocina-Photo1

Aceite de oliva
A menudo puedes ver aceite de oliva en platillos mediterráneos e italianos, que es parte de por qué esas comidas son muy ricas. Este aceite, que proviene de las olivas (de ahí el nombre), es rico en sabor y puede ser usado en todo, desde saltear a tostar o preparar un aderezo de ensalada. Es grandioso para cocinar y es todavía mejor para rociar encima de tus platillos para un gusto extra. El aceite de oliva extra virgen (que obtienes cuando las olivas son aplastadas por primera vez) es un poco más obscuro en color y más rico en sabor y además está cargado con antioxidantes extras—¡un gran plus! Y como este aceite es conocido por bajar el colesterol malo y mejorar tus lipoproteínas de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés), puedes usarlo sin preocuparte por las repercusiones en tu salud. Solo úsalo con moderación; recuerda que aún es una fuente de grasa y calorías.

Selección-aceitosa-Qué-aceite-usar-en-la-cocina-Photo2

Aceite de  canola
Este aceite es mucho más suave que el aceite de oliva,  lo que significa que es mucho más versátil. Puedes usarlo para saltear o freír pero también para marinar y especialmente para hornear. Es un gran básico para tener en tu alacena porque probablemente lo usarás mucho con el tiempo.  Y este aceite tiene  un punto de humeo medio-alto, lo cual significa que puede soportar temperaturas altas en el horno y estufa. De acuerdo con el Dr. Oz: “Nunca quieres que el aceite se ponga tan caliente que empiece a humear.  El aceite no solo es inusable, sino que el humo que se produjo cuando el aceite se sobrecalentó contiene químicos dañinos que no quieres estar respirando”.  Es importante tomar esto en cuenta cuando escojas tu aceite para cocinar, y  mientras más alto el  punto de humeo, más segura es la apuesta para cocinar.

Aceite vegetal
Otro ingrediente básico que debe de estar disponible en cualquier cocina es el aceite vegetal, que está hecho normalmente de maíz o de alguna combinación de maíz con semillas de girasol y semillas de soya. De nuevo, es suave y tiene un punto humeante alto, así que es grandioso para todo tipo de horneo (probablemente lo usas para mezclas de pasteles o cupcakes) así como hornear y freír.  Además, el aceite que proviene del maíz y las semillas de soya es alto en omega-6, así que está cargado con unos beneficios a la salud adicionales. ¡Siempre es un bonus cuando se trata de cocinar!

Selección-aceitosa-Qué-aceite-usar-en-la-cocina-Photo4

Aceite de coco
Ha habido mucho ruido recientemente sobre el aceite de coco, que es conocido por tener un nivel MUY alto  de grasas saturadas. Con eso dicho, está cargado con ácidos grasos saludables que pueden mejorar tu salud al aumentar la función cerebral; disminuyendo la presión arterial; luchando contra bacteria dañina y virus; y quemando más grasa.  Y puede ser usado en una amplia variedad de recetas que incluyen cosas horneadas, saltear y marinados. Aquí hay unos dulces deliciosos de coco para que comiences.

Selección-aceitosa-Qué-aceite-usar-en-la-cocina-Photo5

Aceite de cacahuate o sésamo
Normalmente usado en recetas asiáticas, y ambas, el aceite de cacahuate y sésamo, son grandiosas para saltear y frituras. Ambos tiene un sabor a nuez (están hecho de cacahuates o semillas de sésamo) y realmente pueden añadir una dosis de sabor a marinados, salsas y aderezos, aparte de ser usadas como una base para cocinar.

Spray para cocinar
Si no estás tanto en la idea de cocinar con aceite, o estás tratando de usarlo escasamente (vountad a ti), entonces siempre hay la opción de usar spray completamente natural para cocinar. Como Food Network lo dice, de acuerdo a Dana Angelo White, MS, RD, ATC, dietista registrada, en un artículo para The Food Network, cambiar el aceite para cocinar por spray para cocinar definitivamente puede cortar calorías en tu receta, que es una ventaja si estás buscando controlar tu peso. Ella añade que mientras: “Muchas marcas usan aceites verdaderos (como el de oliva y canola) como ingrediente principal, otros se basan  en otros tipos de aceite y saborizantes artificiales—revisa la lista de ingredientes de la marca de tu elección”. La clave para hacer que el spray para cocinar funcione es asegurarte de que en realidad contiene aceite (y no conservantes o  ingredientes artificiales), y usarlo escasamente cuando sea necesario. Pero recuerda: el spray para cocinar nunca tendrá tan buen sabor como el aceite para cocinar, así que ten cuidado de no sobre compensar por la falta de sabor ni pasarte con la sal, que puede ser malo para tu salud en otras formas.