15-Hilarious-Expressions-your-Know-Thanks-to-Your-Latino-Grandparents-MainPhoto

15-Hilarious-Expressions-your-Know-Thanks-to-Your-Latino-Grandparents-MainPhoto

Nuestras citas favoritas aprendidas de los abuelos latinos

El 7 de septiembre es el Día de los abuelos y, como siempre, ¡estamos celebrando! La cultura, latina valora a sus abuelos y sus sentencias hispanas tan  hilarantes y sabias. La actriz nominada al Tony, Olga Merediz, dice, “en esta sociedad que desecha gente tan rápidamente, en la comunidad latina, como regla general, no hacemos eso. No echamos a nuestros abuelos o padres ancianos. Los mantenemos en casa donde hay un sentido de respeto por ellos. Los incluimos en nuestras reuniones familiares. Me encantaría estar en un mundo donde la gente respetara cómo envejezco. Es una pena que no tengamos más reverencia y respeto por los ancianos”.

Los latinos tienden a estar cerca de sus familiares, muchos crecen con un abuelo que vive en su casa o, al menos, muy cerca de su casa. En las familias latinas, los abuelos son instituciones, no sólo por la sabiduría que poseen, sino por el humor y picardía con con que lo dispensan. Este día de los abuelos, asegúrate de dar las gracias a tus propios abuelos latinos por estas 15 expresiones hilarantes e imperdibles.

1. Alo!
No mientas, sabemos que contestas el teléfono con un Alo! al igual que ellos lo hacen.

Lee también: Español sagrado: 13 formas de asegurar que la siguiente generación hable español

15-Hilarious-Expressions-You-Know-Thanks-to-Your-Latino-Grandparents-photo2

2.  Más vale ser cabeza de ratón que cola de león.
Cuando te tocó estar en el coro escolar año tras año tras año… probablemente te habrás repetido esta frase,  ¿no?

3. Mucho ruido y pocas nueces.
Sin duda dices esto cuando te refieres a las guerras con tu mami, ¿verdad?

15-Hilarious-Expressions-You-Know-Thanks-to-Your-Latino-Grandparents-photo4

4. A quien madruga, Dios le ayuda.
Esta es una de esas citas hispanas que en algunos casos nos hemos repetir con la tercera taza de café por la mañana.

15-Hilarious-Expressions-You-Know-Thanks-to-Your-Latino-Grandparents-photo5

5. Dime con quién andas y te diré quién eres.
Hemos empezado a decir esto a nuestros propios hijos.

15-Hilarious-Expressions-You-Know-Thanks-to-Your-Latino-Grandparents-photo6

6. Barriga llena, corazón contento.
Es una de nuestras frases favoritas de la vida latina… ¡porque es verdad!

15-Hilarious-Expressions-You-Know-Thanks-to-Your-Latino-Grandparents-photo7

7. Más vale solo que mal acompañado.
Una de las citas latinas probadas y verdaderas después de que hemos presentado novia tras novia en relaciones destructivas.

15-Hilarious-Expressions-You-Know-Thanks-to-Your-Latino-Grandparents-photo8

8. En boca cerrada no entran moscas.
Lo odiamos porque es cierto y siempre nos lo dicen cuando estamos pensando en disfrutar de un chisme jugoso.

9. En el país de los ciegos, el tuerto es rey.
Porque, a veces, quienes son simplemente mediocres son considerados excepcionales.

15-Hilarious-Expressions-You-Know-Thanks-to-Your-Latino-Grandparents-photo10

10. Errando se aprende a herrar.
Otra de las muchas citas latinas que nos encontramos repitiendo a nuestros propios hijos porque cometiendo errores es como se aprende.

15-Hilarious-Expressions-You-Know-Thanks-to-Your-Latino-Grandparents-photo11

11. En todas partes se cuecen habas… y en la mía, a calderadas.
Cuando queremos inculcar un sentido de compasión en nosotros mismos o nuestros hijos, recordamos que todo el mundo está luchando su propia batalla.

12. Hierba mala nunca muere.
Esto es mucho más poético que decir, siempre aparece una manzana podrida.

15-Hilarious-Expressions-You-Know-Thanks-to-Your-Latino-Grandparents-photo13

13. Más vale pájaro en mano que ciento volando.
El sentido de esta máxima es ser agradecido por lo que tienes y dejar de añorar lo que no se tiene.

14. Quien mucho abarca poco aprieta.
No muerdas más de lo que puedas masticar.¡Todos somos culpables de esto de vez en cuando!

15. Gato con guantes no caza ratones.
Es una de las citas latinas más femenina… ¡de vez en cuando hay que sacar las garras, señoras!