Cómo crear una buena ética laboral para ti-MainPhoto

Cómo crear una buena ética laboral para ti-MainPhoto

Una buena ética laboral es la clave para el éxito en el trabajo (y en la vida). Mucho se ha dicho de la actitud “tengo derecho a” de los millennials hacia el trabajo, mientras que los Baby Boomers a menudo son considerados anticuados porque según ellos, no es en realidad un trabajo a menos que estés sufriendo a la vista del mundo. Lo ideal está probablemente a la mitad—es muy difícil tener una buena ética laboral si odias tu trabajo, pero tampoco esperes que todo se te entregue en bandeja de plata.

En vez de quejarse sobre los nuevos integrantes del trabajo, los empleados antiguos pueden hacer la gran diferencia al enseñar y darles unos tips en cómo mejorar la ética laboral. En un estudio del 2015, la investigadora en la University of Illinois Department of Human And Community Development, Jill Bowers, aconseja: “Los adultos que se quejan de la nueva generación de “flojos”, deberían construir relaciones con los estudiantes y universitarios jóvenes, y activamente ser modelo de una buena ética laboral para ellos”.

Lee también: Cómo ganar respeto: 8 maneras para inspirar más de él en el trabajo

Cómo-crear-una-buena-ética-laboral-para-ti-Photo2

Incluso si consideras ser la empleada más dedicada en la oficina, aún tienes cuarto para crecer. De acuerdo con un estudio reciente por la plataforma de investigación de mercado, Qualtrics: “Cerca del 11% de los estadounidenses sobrestiman lo productivos que son en relación con sus compatriotas, de acuerdo con una encuesta de más de 6,000 encuestados en 14 regiones”. Así que todas nosotras deberíamos pensar periódicamente sobre de qué consta una buena ética laboral, o lo que sea que estemos midiendo.

Hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar la ética laboral y el bienestar en general. Primero, no hagas excusas. Y para empezar, la forma más fácil de evitar hacer excusas es no necesitar una en primer lugar. La puntualidad y plazos no cumplidos son probablemente dos de los más grandes generadores de excusas en el trabajo. Incluso si devuelves el tiempo al final del día, llegar tarde de forma regular da una mala impresión a tus supervisores y colegas. Duerme lo suficiente yéndote a descansar temprano, no apagues el despertador, y piensa en un horario realista para que puedas administrar tu tiempo de forma efectiva.  En caso de que llegues tarde (le pasa a las mejores de nosotras), no hagas excusas; discúlpate y di que no pasará de nuevo.

Cómo-crear-una-buena-ética-laboral-para-ti-Photo3

Dos elementos importantes de una buena ética laboral son la perseverancia e iniciativa. Cuando te quedes atorada en un proyecto, no te rindas o te quejes con alguien que escuchará. Toma un descanso, pide opiniones y luego sigue en él hasta que encuentres una solución. No te sientes y esperes a que se te asignen tareas—cuando tengas tiempo extra o veas un proyecto que usa tus fortalezas, únete y ofrece tomar más responsabilidades.

Finalmente, sé profesional y luce profesional. No insultes a diestra y siniestra; no te quejes; no hagas chismes; no pongas tus pies encima de tu escritorio y platiques con todo aquel que pasa. No necesitas ser totalmente rígida y derecha, pero, incluso en las oficinas casuales, mantén tu look bien y arreglado. Piensa en cómo automáticamente el ponerte la pijama te hace sentir ganas de meterte debajo de tu manta, o usar suéter y sandalias te hace sentir como en un domingo. Lo que vistes afecta tu estado de ánimo tanto como afecta el cómo la gente te percibe, así que vístete como una emprendedora.