New-Beginnings-7-New-Ways-to-Think-About-Divorce-This-Year-MainPhoto

New-Beginnings-7-New-Ways-to-Think-About-Divorce-This-Year-MainPhoto

Todos estuvimos a bodas donde sabemos que la relación está condenada desde el principio. ¡Tal vez fue nuestra boda! El divorcio, que una vez fue un escándalo social para toda la familia, no es más la catástrofe que fue una vez. Nadie quiere pasar por un divorcio, pero a veces es la única manera. Como Gene Simmons dice, “El escollo financiero más grande en la vida es el divorcio. Y el mayor motivo del divorcio es matrimonio”.

Nadie quiere un divorcio y, por supuesto, nadie se casa con la idea de que se va a divorciar. Pero si te pasa a ti… ciertamente no estás sola. Para ayudarte con el nuevo mundo de la soltería, hemos listado algunas maneras en las que estar divorciada puede ser bueno para ti.

New Beginnings 7 New Ways to Think About Divorce This Year-Photo1

1.Los divorciados son buenos candidatos
No todos los hombres divorciados son mercancía dañada. Saber que un hombre está divorciado dice algunas cosas acerca de él: no tiene miedo a cometer errores y ha aprendido de los que cometió, sabe lo que es hacer malabares con los niños, el trabajo y la vida íntima. Entiende que  esa práctica de fútbol es más importante que una cita para tomar un café. Estar divorciado no significa  más que eres un perdedor.

Lee también: El lado positivo del divorcio

New Beginnings 7 New Ways to Think About Divorce This Year-Photo2

2.La paternidad compartida es una virtud
En un divorcio, ambos padres necesitan proteger a los niños. Demasiado a menudo los niños asumen la culpa por pensar que la separación de sus padres se debe a que no eran lo suficientemente buenos o que cometieron alguna infracción. Es importante hablar positivamente acerca de tu ex aunque tengas que fingir. Pueden estar divorciados pero todavía son padres y tienen que asumir esa parte.

New Beginnings 7 New Ways to Think About Divorce This Year-Photo3

3.Perspectivas positivas
Es fácil dejar que el dolor del divorcio gobierne tu vida. Es mucho más fácil ver tu divorcio como una segunda oportunidad de ser feliz. Eres libre para trazar tu propio camino, para tomar tus propias decisiones y construir relaciones fuertes con los demás. Hay un mundo allá afuera, ahora es tu oportunidad de disfrutarlo.