En defensa del kiwi como una básico de la mañana-MainPhoto

En defensa del kiwi como una básico de la mañana-MainPhoto

Si hay una fruta que deberías estar comiendo a primera hora de la mañana, es el kiwi. Aparte de ser dulce y agrío al mismo tiempo e increíblemente bueno para ti, nos gusta que está disponible todo el año en la mayoría de los supermercados. Como Slism informa, de acuerdo con la Guía de la Pirámide Alimenticia del U.S Deparment of Agriculture, un kiwi cuenta como ½ tasa, o una porción, de la fruta que necesitas por día. Esta fruta café con un interior exótico también da tanta vitamina C como una naranja. La vitamina C actúa como un antioxidante, eliminando radicales libres en tu cuerpo para ayudar a prevenir enfermedades. Al comer 1 kiwi en la mañana, obtienes tu porción diaria de vitamina C permitida, sin mencionar lo que hace para ayudar a tu piel: el cítrico encontrado en los kiwis se dice que te ayuda a recuperarte de la fatiga al hacer que las proteínas sean más digeribles  con más actinidina en tu dieta.

Lee también: Vitamina C para la piel: 8 productos que no pueden faltar

En-defensa-del-kiwi-como-una-básico-de-la-mañana-Photo2

Megan Ware, una dietista registrada y contribuidora de Medical News Today dijo: “Los kiwis son un alimento denso en nutrientes, que quiere decir que son altos en nutrientes y bajos en calorías. Los beneficios a la salud posibles  de consumir kiwi incluyen mantener un tono de piel saludable y textura, reducir la presión arterial, y prevenir las enfermedades del corazón y derrames cerebrales”.

Y aunque la cáscara es rizada, puede ser consumida; está cargada con vitaminas y minerales también. El kiwi también es rico en cobre y potasio y contiene más fibra por onza que un plátano. Es tan buena ayuda para la digestión  que un estudio encontró que comer dos kiwis al día por un mes disminuyó el estreñimiento en las personas con síndrome de colon irritable.

En-defensa-del-kiwi-como-una-básico-de-la-mañana-Photo3

La fruta de kiwi también contiene 89% de la cantidad diaria recomendada de vitamina K, que ayuda con la coagulación de la sangre y con la absorción de la vitamina D para huesos más fuertes. Un kiwi también ofrece vitamina E para fortalecer la piel y el cabello y muchísimo folato para las mujeres embarazadas y el amamantamiento. Si estás buscando perder peso, usa el kiwi para remplazar la mitad de tu cereal matutino para ahorrar calorías. El kiwi contiene sólo 50 calorías en cada ración de media taza. Por ejemplo, puedes añadirlo al yogur bajo en grasa o queso cottage para un snack alto en proteína y bajo en calorías. Mézclalo en tu smoothie con mentas, fresas y yogur, leche de almendras o leche de arroz. El kiwi también puede servir como protagonista de tu desayuno cargado de proteína en tu ensalada de frutas fresca. Si un parfait es lo tuyo, intenta poner capas de kiwi, limón, yogur y granola. ¿Estás preparando waffles o pancakes este fin de semana? Corta en cuadritos el kiwi con yogur griego para un topping dulce y agrio que los sorprenderá.