Estadísticas de abortos espontáneos Por qué nadie habla de ello-MainPhoto

Estadísticas de abortos espontáneos Por qué nadie habla de ello-MainPhoto

Como The Guardian informa en cuanto a estadísticas en abortos espontáneos, alrededor de uno de cinco embarazos termina en un aborto espontáneo. Pero aunque la mayoría de nosotras se sienten cómodas compartiendo nuestra felicidad con otros, tenemos dificultades para compartir nuestra tristeza. A pesar  de sentirte devastada y aislada después de un aborto espontáneo, la mayoría de las mujeres se abstienen de decirles a otros fuera de su familia inmediata, porque nunca se siente como que es el momento indicado o el lugar. Otras se abstienen de llevar su vida personal al trabajo, preocupándose de que empañe su reputación profesional.

Si alguna vez has tenido un aborto espontáneo y lo has compartido con amigos, uno de los descubrimientos más impactantes que encuentras una vez que te pasa a ti, es que la gente de repente comienza a contarte sobre sus experiencias con los abortos espontáneos como si fuese un secreto grande y malo. Tal vez te hayas preguntado a ti misma: “si esto es tan común, ¿por qué nadie habla de ello?” Aunque los abortos espontáneos son extremadamente dolorosos y personales, es increíblemente importante para las mujeres que lo han sufrido, el ser capaces de conectarse con otras mujeres que han pasado por eso y pueden ofrecer apoyo y ayuda. Pero a menos que sepas a quién le ha pasado esto, no sabes por dónde empezar.

¿Por qué muchas mujeres son incapaces de hablar de su tristeza sobre abortos espontáneos?

Lee también: 15 cosas sobre los abortos espontáneos que toda mujer debería saber

Estadísticas-en-abortos-espontáneos-Por-qué-nadie-habla-de-ello-Photo2

La columnista de Women in Leaderships, Janet Murray, dijo en The Guardian: “Cuando se trata de los abortos espontáneos, sospecho que tiene que ver con el miedo. A menos que hayas perdido un bebé—o estado cerca de alguien que lo ha hecho—es fácil catalogar al aborto espontáneo como algo que simplemente necesitas “superar”—como si fuese una tos o resfriado.  Y es difícil hablar de perder un bebé cuando no estás segura sobre si la gente entenderá por lo que estás pasando—o peor—pensarán que estás buscando solo por un voto de simpatía”. Murray informa que mientras más alto el rango en el trabajo que tenga la mujer que tuvo el aborto espontáneo, es menos probable que ella quiera compartirlo con sus colegas. Los gerentes o dueñas de negocio sienten que ellas deberían: “Poner el ejemplo a sus colegas, mostrando fuerza y coraje en momentos de adversidad”. La idea de compartir su dolor (o llorar por su pérdida) con colegas, les habría hecho sentirse débiles, o les hubiera costado un ascenso.

Estadísticas-en-abortos-espontáneos-Por-qué-nadie-habla-de-ello-Photo3

La mayoría de las mujeres que comparten sus historias de abortos espontáneos con otras que no están en su lugar de trabajo por ejemplo, se sienten aliviadas de hablar de ello. También proveen ayuda para aquellas que quieren ofrecer confort y consejo a una amiga o esposo durante su momento difícil y no saben cómo abarcar el tema. La directora de filmes, Ann Zamudo, que tuvo un aborto espontáneo y produjo un documental sobre éstos llamado Don’t Talk About the Baby, dijo a Scary Mommy estas sabias palabras: “Mis amigos y familia saben que soy una persona a la cual pueden hablar si pierden un bebé o conocen a alguien que lo ha hecho. A través de mi disposición de comenzar estas conversaciones, la pérdida del embarazo no es algo que sea más un tabú en mi círculo. Imagina cómo sería si ese círculo se expandiera. Si otras personas comenzaran sus propios círculos para compartir y comprender […] y comenzáramos a construir una sociedad en donde una mujer puede abiertamente entristecerse por su hijo perdido en vez de esconderse en vergüenza”. Comparte tu historia y también apoya a otras conforme se entristecen por su pérdida. Hablar de ello con otras también te provee información médica de utilidad y estadísticas en abortos espontáneos de las cuales quizá no te habías percatado.