Lidiando con los estados de demencia o Alzheimer en parientes mayores-MainPhoto

Lidiando con los estados de demencia o Alzheimer en parientes mayores-MainPhoto

Nunca es fácil envejecer, y puede ser todavía más difícil ver a tus padres envejecer, especialmente si sufren de alguna enfermedad o malestar. Y aunque todas las enfermedades son terribles, los estados de la demencia y Alzheimer pueden ser terriblemente difíciles de enfrentar mientras tratas de mantener a tu familia unida. De acuerdo con la Alzheimer’s Association: “El Alzheimer es un tipo de demencia que causa problemas en la memoria, pensamiento y comportamiento”. Es el tipo de demencia más común (una enfermedad que involucra la pérdida de la memoria o habilidades mentales reducidas con el paso del tiempo), y aunque normalmente el Alzheimer ocurre conforme las personas envejecen, no se limita a las personas mayores—el Alzheimer de inicio temprano ocurre en cerca de un 5% de los casos. Expertos informan que: “Más de 5 millones de americanos tienen la enfermedad del Alzheimer”, y actualmente, no hay cura, así que ese número solo se espera que aumente.

Sí, es una enfermedad aterradora que no le desearías ni a tu peor enemigo, pero desafortunadamente puede afectar a cualquier y es relativamente común, así que es importante que sepas qué es y cómo puedes tratar con alguien que amas y conoces diagnosticado con esta condición.

Lee también: 14 razones por las que las personas mayores deberían tener iPads o Tablets

Lidiando-con-los-estados-de-demencia-o-Alzheimer-en-parientes-mayores-Photo1

Para poder saber cómo lidiar con el Alzheimer, necesitas entender qué pasa en el cerebro cuando sufre de esta condición. De acuerdo con un reporte en el NY Times, el Alzheimer es una enfermedad degenerativa que empeora con el paso del tiempo y causa una pérdida en la función cerebral. “La enfermedad lentamente ataca a neuronas en todas las partes de la corteza cerebral y algunas estructuradas alrededor, perjudicando de este modo a la habilidad de la persona para controlar sus emociones, reconocer errores y patrones, coordinar el movimiento, y la memoria. Al final, una persona con Alzheimer pierde toda su memoria y funcionamiento mental”. Actualmente no hay una forma de recuperar la función cerebral una vez que la enfermedad del Alzheimer es diagnosticada, y debido a que la enfermedad es causada por una combinación de factores genéticos y ambientales, algunos de los que aún se está investigando, es una enfermedad difícil de prevenir y una enfermedad que actualmente no puede ser curada.

Entonces, ¿qué haces si alguien que amas—en especial un pariente—es diagnosticado con la enfermedad del Alzheimer? Es una llamada de atención terrible que te hace darte cuenta que tus padres, que una vez viste como indestructibles, en realidad son humanos y están envejeciendo y necesitan de tu ayuda. Los puestos se han invertido, y en vez de que confíes completamente en tus padres para apoyo, amor y cuidado, te necesitarán más que nunca. Que significa que necesitas estar lista para asumir la tarea. Necesitas estar armada con información, amor, bondad, paciencia y positividad. Y sobre todas las cosas, necesitas estar ahí. Aquí hay algunos tips para ayudarte a apoyarte con un pariente que está sufriendo de Alzheimer.

Lidiando-con-los-estados-de-demencia-o-Alzheimer-en-parientes-mayores-Photo2

Sé paciente
Uno de los síntomas de aquellos afectados por el Alzheimer es la pérdida de la memoria; tienen dificultad para encontrar las palabras adecuadas y olvidan los nombres o se sienten incapaces de funcionar en los quehaceres diarios. Puede ser realmente difícil ver a tus padres luchar con esas acciones muy básicas, pero intenta ser paciente y comprensiva. Tal vez tengas que repetir las cosas, tal vez tengas que ayudarlos con cosas que ellos estaban acostumbrados a hacer con facilidad, y cometerán errores que tal vez necesites reparar. Recuerda que no están siendo flojos y no es por no querer intentar—el Alzheimer afecta la habilidad de funcionar cognitivamente y eventualmente hace que sea difícil o imposible recordar pequeñas y grandes partes de tu vida y día. Toma grandes respiros, presta atención a cómo tu pariente se está comportando y qué pueden hacer y no por cuenta propia, y luego ayúdalos con bondad cuando sea que sea necesario.

Establece metas realistas
Algunas actividades que una vez fueron divertidas y sencillas de repente pueden parecer abrumantes e inlogrables cuando eres diagnosticado con Alzheimer. Todo, desde vestirte a cocinar la cena, leer un libro o hacer un rompecabezas puede empezar a parecer como una tarea aterradora y realmente imposible.  Establece metas pequeñas y trabaja a pasos de bebé. El simple acto de completar algo se siente bien y ayuda a la gente con demencia a sentirse capaz y presente.

Lidiando-con-los-estados-de-demencia-o-Alzheimer-en-parientes-mayores-Photo3

Concéntrate en la comunicación
Uno de los indicadores de los signos de los estados de demencia o Alzheimer es ser incapaz de encontrar las palabras correctas para expresar lo que se está pensando y lo que se quiere decir. A menudo tomamos la comunicación por sentado y celebramos la oportunidad de estar en silencio, pero cuando estás cuidando a alguien con Alzheimer necesitas hablar uno con el otro lo más seguido posible. Mayormente interpretarán lo que estás diciendo, y los malentenderás conforme ellos pierden la habilidad de comunicarse de forma adecuada. Usa palabras específicas, nombres o títulos. Intenta comunicarte verbal y físicamente lo más seguido posible, y trabaja para encontrar formas de comunicar tu mensaje y cómo te estás sintiendo. Sufrir de esta enfermedad es difícil, y también quieres tratar de asegurarte que tu pariente no sufra un colapso emocional cuando no pueda comunicarse contigo.

Lidiando-con-los-estados-de-demencia-o-Alzheimer-en-parientes-mayores-Photo4

Haz planes para el futuro
Es importante que pienses sobre el futuro y hagas planes realistas para acomodar las necesidades de tu ser querido y tus necesidades también. Recuerda que no puedes estar en todos lados y en todo para todo a todas horas, así que enlista ayuda cuando sea necesario. Cuando tu pariente ya no pueda conducir, tal vez necesites pedir a otro miembro familiar ayuda  para transportarlo. Si empiezan a perder las cosas, etiqueta diferentes áreas para ayudarlos a mantenerse organizados y sentirse en control. Conforme la enfermedad progresa necesitarán más ayuda y serán menos autosuficientes, así que empieza a planear ahora la clase de ayuda que tú y ellos necesitarán y los nuevos roles que tus familiares asumirán. Mientras más planees ahora, mejor equipada estarás para enfrentar cualquier cosa conforme la condición de tu pariente empeore.

Lidiando-con-los-estados-de-demencia-o-Alzheimer-en-parientes-mayores-Photo5

Pero también disfruta el momento y celebra el pasado
Conforme planeas el futuro, también es crucial hablar del pasado. Recordar el pasado y los recuerdos de la niñez o incluso de hace unas semanas probablemente no solo ayuda a ejercitar la memoria de tus padres, sino los ayudará a disfrutar esas épocas felices que quizá no recuerden por sí solos. Y no te olvides de apreciar el momento también. Incluso victorias pequeñas vale la pena celebrarlas, y los momentos especiales que pasen juntos deben ser apreciados y reconocidos. Superar momentos difíciles solo es posible si también te permites disfrutar de los buenos momentos.

Busca consejo para ti
Último pero no menos importante, no puedes olvidarte de tu propia salud y bienestar.  Pasar tiempo y energía cuidando a un ser amado es extremadamente absorbente y emocionalmente exhaustivo. No hay nada de malo con pedir ayuda. Busca consejo de alguien que ha pasado por esto antes,  reúnete con un terapeuta, ve a grupos de apoyo, comienza a escribir en un diario… haz lo que sea que tengas que hacer para que puedas expresar tus propias emociones, miedos, esperanzas, frustraciones y preocupaciones. Para que puedas ser una fuente de apoyo y amor para tu pariente, necesitas estar emocionalmente estable y necesitarás ayuda, y eso está bien.