shutterstock_285569171 (1)

Tu vagina pasa por mucho durante toda su vida. Entre la pubertad, tu amigo mensual, sexo, depilación y parto… de hecho es un milagro que tu vagina esté intacta cuando piensas en eso.  Pero de nuevo, tu vagina es un músculo (hola ejercicios kegels), que es la razón por la que es capaz de ser tan flexible y fuerte.