De lattes y capuchinos a café filtrado Cómo hacer el mejor café-MainPhoto

De lattes y capuchinos a café filtrado Cómo hacer el mejor café-MainPhoto

La obsesión del mundo por el mejor café se ha elevado a nuevos niveles de cafeína. Desde  un cold-drip, nitro, café filtrado y sifón, a variedades de boutique con leche (o libre de lácteos); los conocedores del café ya pueden experimentar lo último en estilos filtrados servidos por los baristas en los cafés de todo el país. Pero con tantas opciones ¿cuál es la mejor infusión? Como el cineasta David Lynch escribió en el blog del Huffington Post, cualquier café hará el truco: “Estoy obsesionado con el café. El café siempre parece facilitar el pensar y las ideas. No sólo eso, el sabor del café va más allá de rico. Hasta el café malo es mejor que nada de café”. Aquí hay unos de los mejores métodos de filtro de café de hoy en día. Tú decide cómo lo quieres.

Cold-drip. Aunque su nombre no suena tan atractivo, es deliciosamente helado. Está hecho cuidadosamente con gotas de agua helada filtradas a través de  café molido ligeramente dorado por diez horas. El resultado es un café lleno de sabor sin aceites ácidos típicamente encontrados en los cafés extraídos en altas temperaturas. El resultado: Un sabor sutil, con baja acidez y poca amargura.

Lee también: Reporte Java: 10 razones por las que los latinos deberían beber café

De-lattes-y-capuchinos-a-café-filtrado-Cómo-hacer-el-mejor-café-Photo2

Nitro coffee.  Un café con un toque de ciencia y un poco de cerveza. El Nitro Coffee es un café ligeramente burbujeante y frío que se sirve desde un grifo. Está tratado con nitrógeno y/o dióxido de carbono bajo alta presión, luego es congelado en un barrilete y servido con una cabeza espumosa como una Guinness. El resultado: Un café frío, cremoso y menos ácido listo para el verano. Parece que últimamente a los americanos les gustan las burbujas en su café. También está el efervescente natural, Coffer,  un café fermentado-filtrado frío que viene en una botella de cerveza y está disponible en Texas, o la tendencia de tomar shot de espresso con agua con gas.

Café filtrado. Este es del mejor café que hay. Evidentemente, el té verde no es lo único con cafeína que los japoneses han exportado. Imagina una bolsa de té llena con café molido y básicamente ya tienes una idea.  Excepto que la bolsa está envuelta en un papel filtro y se coloca encima de la taza. Sólo viertes agua caliente en ella y está listo. El resultado: Una infusión ligera y sutil.

De-lattes-y-capuchinos-a-café-filtrado-Cómo-hacer-el-mejor-café-Photo3

Sifón. La apariencia exagerada de este aparato parece algo salido de una novela de Julio Verne o Weird Sciencie. En este, el café es preparado usando un sistema de vacío de agua caliente que asciende desde un frasco con un sifón. El resultado: un café dulce con una textura muy ligera que es casi como el de la crema batida. Este es uno de los métodos más interesantes que existen para hacer café.

De-lattes-y-capuchinos-a-café-filtrado-Cómo-hacer-el-mejor-café-Photo5

¿Qué añadir a tu café? Puedes poner mantequilla en él como la moda reciente e infalible de convertir tu café matutino en un brebaje rico en proteínas y de combustión lenta que fue marca registrada del emprendedor tecnológico, Dave Asprey. O ahora que la leche normal es cosa del pasado, la nueva y crema no láctea para añadir a tu café es leche de cáñamo. Su sabor dorado y sutil dulzura complementa el sabor de café en vez de cambiarlo. Además, la leche de cáñamo hace bastante espuma para los lattes y capuchinos. Ya que el consumo diario de leche de soja comenzó a tener una mala reputación en la prensa, la leche hecha de arroz, coco y almendra se están convirtiendo en productos básicos en las cafeterías para sus clientes libres de lácteos.