Consejos para la novia Cómo no ser la novia que todo mundo odia-MainPhoto

Consejos para la novia Cómo no ser la novia que todo mundo odia-MainPhoto

Nunca está de más tener unos cuantos consejos para la novia. Por supuesto, una boda debe de ser la unión entre 2 personas que se aman y que quieren pasar el resto de sus vidas juntas. Pero como cualquiera que alguna vez ha planeado una boda o que ha sido dama de honor sabe, una boda es mucho más que eso. Así que, ¿qué pasa cuando la novia pierde por completo de vista la razón por la cual se está casando, y se convierte en un p**** total que todo mundo odia y que atormenta a sus damas y se ve envuelta en muchas trivialidades para la celebración de su boda? El término bridezilla viene a la mente, y estamos aquí para evitar que seas la novia intimidante.

Ahora, seamos claras; si una novia se vuelve un tanto obsesionada con su boda, no es enteramente su culpa. De acuerdo con la terapeuta con base en la ciudad de Nueva York y autora, Sherry Amatenstein: “Planear una boda es una de las tareas más estresantes conocidas por las mujeres. Tú y/o padres están gastando miles de dólares en un evento que durará unas cuantas horas, pero se quedará inmortalizado en fotos, video y en tus recuerdos por siempre. Quizá quieras que cada detalle sea perfecto, desde las flores a los asientos y por supuesto, tu apariencia”. Claro, es natural que la novia esté un poco obsesionada con sus planes de boda a todas horas. Pero también es posible ser una novia tranquila, y tenemos unos tips para ayudarte a que no te conviertas en la novia que todo mundo odia. Después de todo, una boda se trata de una celebración del amor, no una oportunidad para volverte una dictadora psicópata en un vestido blanco. Anota eso.

Lee también: 10 tradiciones de boda latinas que no debemos perder

Consejos-para-la-novia-Cómo-no-ser-la-novia-que-todo-mundo-odia-Photo2

Comencemos con la regla de oro y número uno: aunque te estés casando, el mundo a tu alrededor aún gira de la misma manera y bajo su propio eje. El trabajo continuará, los negocios seguirán, los autobuses aún harán sus recorridos en sus horarios, y todos tus seres amados aún necesitarán hacer sus funciones en su vida diaria. El mundo no se detiene porque te estás casando. Así que no importa qué tan ocupada o estresada puede que estés sobre planear tu boda, no olvides que el mundo no gira alrededor de tu unión sagrada.

Aquí hay más consejos para la novia: si de repente te encuentras peleando con todos en tu vida desde que te comprometiste, desde tu madre a tu mejor amigo a tus primos y a tu prometido, considera que probablemente no sea ellos; eres tú. Da un paso hacia atrás en tu confusión mental de planeación de boda y piensa sobre por qué estás tan nerviosa y por qué estás atacando a cualquier ser humano que se cruza por tu camino. Si estás en desacuerdo con ellos sobre tus planes de boda, recuerda que está bien que otras personas tengan diferentes opiniones a las tuyas. Aunque no tienes que estar de acuerdo con ellas, necesitas escucharlas y respetarlas.

Consejos-para-la-novia-Cómo-no-ser-la-novia-que-todo-mundo-odia-Photo3

Si escoges tener damas de honor, entonces hay ciertas medidas que debes tomar si quieres asegurar que estas amigas cercanas y queridas aún lo sean después de tu boda. No estamos diciendo que necesitas hacer lo imposible para hacerlas sentir especial, aunque sí deberías querer hacerlas sentir especial (y ellas también deberías sentir lo mismo hacia ti) sin importa qué porque son amigas. Lo que estamos diciendo es que necesitas respetar a tus damas y ser consciente de sus vidas, que irónicamente no giran alrededor de la planeación de tu boda. Respeta sus opiniones, su tiempo, su situación financiera, y sobre todo, sé una buena amiga para ellas. En el segundo que las trates como si las hubieras contratado como ayuda requerida para servirte, que dediquen todo su tiempo a ayudarte a probarte vestidos, y gastar todo su dinero arduamente ganado en un vestido horrible que tú escogiste, es el segundo en que se preguntarán por qué dijeron sí al ser tus damas de honor en primer lugar.

Consejos-para-la-novia-Cómo-no-ser-la-novia-que-todo-mundo-odia-Photo4

Si te sientes abrumada y te das cuenta que le estás chasqueando los dedos a la gente que quieres y no eres feliz, entonces necesitas pedir ayuda. No tengas miedo de pedir ayuda si no puedes manejar todo por tu cuenta. La gente preferirá ayudarte que tener que lidiar con tu actitud nefasta.

Y cuando tengas duda, recuerda, es solo un día. Sí, es un día importante que esperas recordar y apreciar por siempre, pero es solo un día. Tu matrimonio es por el resto de tu vida, y tus amigas se espera que duren a través de muchas situaciones en la vida y ocasiones felices, así que trata a la gente de la manera que te gustaría ser tratada y nunca olvides tus prioridades.