The-Womb-Room-15-Reasons-why-Childbirth-at-Home-Might-be-for-You-MainPhoto

The-Womb-Room-15-Reasons-why-Childbirth-at-Home-Might-be-for-You-MainPhoto

El embarazo y el parto son dos de las experiencias más gloriosas e intensas que una mujer puede tener. Después de asegurarte de que estás cuidando de ti y haciendo lo correcto para ayudar a crecer a tu bebé dentro de tu vientre, también llegarás a darte cuenta de que el bebé necesitará salir algún día. Esta es una señal no tan sutil de que debe investigar el tipo de parto que deseas. La buena noticia es que hay diferentes opciones que una mujer puede tomar relacionadas con el nacimiento de su hijo, siempre que ella y su bebé están en buen estado de salud y con un parto de bajo riesgo. Además de los hospitales, algunas familias están eligiendo dar a luz en centros de parto naturales o en casa.

Para la mayoría de las mujeres en este país, el doctor (generalmente un OB/GYN) y una sala de hospital serán las primeras cosas que su bebé experimente. Para un número creciente de mujeres (un aumento del 59% entre 2004-2012, según el CDC), el parto en casa será su elección.  El Congreso americano de obstetras y ginecólogos reconoce que el “riesgo absoluto” de parto en casa es bajo y que, aunque promocionan el nacimiento en centro hospitalarios por razones obvias, respetan a una mujer el derecho a elegir su tipo de parto. Sus criterios para las mujeres que desean a luz en casa exigen: “La disponibilidad de una enfermera certificada, partera certificada o médico practicante dentro de un sistema de salud integrado y regulado; acceso inmediato a la consulta; y aseguramiento de transporte seguro y oportuno a los hospitales cercanos son cruciales para reducir las tasas de mortalidad perinatal y lograr resultados favorables en partos en casa”. El parto en casa debe incluir atención prenatal competente y precauciones en caso de emergencia. Antes de hacerlo, aquí tienes 15 pistas por las que el parto en casa es la mejor manera de dar a luz.

El parto en casa es el método más antiguo para dar a luz.
Simplemente, el parto no fue un proceso medicalizado hasta hace muy poco, aproximadamente la década de 1950 en Estados Unidos. La mayoría de las mujeres fuera de los Estados Unidos, Europa occidental y algunos otros puntos de los países industrializados continúa aún hoy dando a luz en casa. Si crees en la forma clásica de hacer las cosas, esto lo es.

Lee también: 20 cosas que debes considerar al hacer tu plan de parto

The-Womb-Room-15-Reasons-why-Childbirth-at-Home-Might-be-for-You-photo2

Elegir a luz en casa significa tener un parto vaginal.
Esto también significa que no tendrás una cesárea y estás optando por parir sin drogas o narcóticos para el alivio del dolor. Si preferirías no tener la epidural, oxitocina o cirugía abdominal, el parto en el domicilio elimina la posibilidad de tener cualquiera de esos procedimientos innecesariamente.
The-Womb-Room-15-Reasons-why-Childbirth-at-Home-Might-be-for-You-photo3

Confías profundamente en ti y tu cuerpo.
Sientes que tienes lo necesario para traer a tu bebé al mundo sin intervención. Realmente quieres dar a luz en casa y estás no estás dispuesta perder el control de tu parto en en un hospital, sino hacer tu experiencia buena y segura en la comodidad y privacidad de tu hogar.

Desconfías de los médicos y el proceso de parto médico.
Te sientes amenazada cuando los médicos y hospitales toman el poder de la madre en el parto.
The-Womb-Room-15-Reasons-why-Childbirth-at-Home-Might-be-for-You-photo5

Quieres ser capaz de ducharte y comer durante el parto.
Los partos en casa eliminan el monitoreo fetal, y sin la amenaza de tener que intubarte para la cirugía, puedes comer cuando tienes hambre, beber cuando tienes sed y pasear si sientes la necesidad.

Ya conoces una gran partera, médico holístico o centro de maternidad.
Este es un equipo que puede recomendar lo mejor, más sabio y son muy experimentados en ayudar a dar a luz en casa. Tener el apoyo adecuado durante el parto es vital y es algo que tienes que organizar.
The-Womb-Room-15-Reasons-why-Childbirth-at-Home-Might-be-for-You-photo7

Un buen sistema de apoyo para después del parto es perfectamente compatible con un parto en casa.
Al estar fuera del hospital, puedes evitar algunas enfermeras terribles, pero también te perderás las excelentes, esas que te enseñan el arte de amamantar o cambiar pañales. Contratar una doula para ayudarte a través de la labor de parto y después.

Cuenta con su pareja, tu madre y tu hermana en la sala de parto.
Y la esposa de tu hermano. Y tu suegra. En realidad no importa si tu padre y tu hermano están ahí también… y tu mejor amigo, y si esto va contigo, serás mucho más feliz con un parto en casa que con uno en un hospital.
The-Womb-Room-15-Reasons-why-Childbirth-at-Home-Might-be-for-You-photo9

Presupuesto más amigable.
El costo total varía, dependiendo de donde vives y tu acceso a una gama de cuidadores, y porque algunos planes de seguro cubren cosas que otros no. En términos absolutos, sin embargo, el parto en casa es aproximadamente el 60% del costo de un parto en el hospital.
The-Womb-Room-15-Reasons-why-Childbirth-at-Home-Might-be-for-You-photo10

Estás dispuesta a investigar.
Esto significa que estás preparado para la tarea de educarte para encontrar el apoyo y técnicas adecuadas, así como profesionales sanitarios para asistir en la fase prenatal, parto y atención postnatal.
The-Womb-Room-15-Reasons-why-Childbirth-at-Home-Might-be-for-You-photo11

Eres saludable.
Es importante que tengas una conexión establecida con tu propio cuerpo a través de un deporte, yoga o técnicas de artes marciales. La respiración y meditación también son de gran beneficio para la madre de en un parto en casa, donde debe enfrentar y trascender sensaciones intensas.

Estás dispuesto a tener un Plan B.
Una madre que tiene la intención de a luz en casa tiene que ser flexible y tener un Plan B en caso de que el A no funcione. Este plan de emergencia debe hacerse con prudencia, con la ayuda de un médico y un hospital cercano. El transporte al hospital debe configurarse para el caso de emergencia también.
The-Womb-Room-15-Reasons-why-Childbirth-at-Home-Might-be-for-You-photo13

Tu pareja está tan comprometida como tú.
Si estás pensando en dar a luz en casa y tienes una pareja, tu pareja debe educarse igualmente en ello y debe estar a involucrado con el programa. Todo el proceso es tan individualizada y fuera de la cuadrícula que requiere el apoyo de tu pareja con una participación enorme.
The-Womb-Room-15-Reasons-why-Childbirth-at-Home-Might-be-for-You-photo14

Quieres total acceso ininterrumpido a tu bebé.
El parto en casa significa tener acceso más rápido y mejor a tu bebé después del parto porque todo el protocolo del hospital, pesaje, limpieza y prueba Apgar se realiza junto a ti y no en la habitación contigua. No hay ningún cunero, así que pasarás cada minuto con tu bebé, trabajando en la lactancia y la vinculación.

Tienes un buen pediatra.
Todos los padres expectantes deben tener un pediatra antes del nacimiento, pero después de un parto es especialmente importante que vea al bebé uno o dos días después de su llegada. Puesto que suponemos que no hay neonatólogo personal en tu casa, consulta con tu médico de familia o pediatra para asegurarte de que todo está bien con tu pequeñín.