Be-Your-Own-Bosom-Buddy-10-Facts-on-Breast-Health-You-Need-to-Know-photo7

Actualizado (UPDATED) el 17th de junio de 2017

Sufriste de mareos matutinos y meses de tobillos hinchados para producir a esa perfecta personita. Así que aquí está tu primera lección sobre maternidad: tu cuerpo y tu bebé no funcionarán con el mismo horario. Después de algunos días de haber dado a luz, comenzarás a producir leche 24/7, lo que puede resultar en senos firmes, hinchados y adoloridos.
Best-of-the-Breast-6-New-Ways-to-Get-You-Thinking-About-Breastfeeding-Now-photo4

Pero no desesperes, después de algunos días tu cuerpo y tu bebé se sincronizarán y tu producción de leche irá de acuerdo al hambre de tu bebé. Mientras tanto, tendrás que lidiar con senos congestionados que pueden estar grumosos o causar una fiebre.

Be-Your-Own-Bosom-Buddy-10-Facts-on-Breast-Health-You-Need-to-Know-photo8

Es incómodo pero no es inusual. De acuerdo a la Oficina de Salud de las Mujeres en el Departamento de Salud y Servicios Humanos: “es normal que tus senos se vuelvan más grandes, más pesados, y algo sensibles cuando empiezan a producir más leche. A veces esto puede convertirse en congestión, cuando tus senos se sienten muy duros y adoloridos.”

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *