El interior de la mente 8 desórdenes mentales de los que no hablamos pero deberíamos-MainPhoto

El interior de la mente 8 desórdenes mentales de los que no hablamos pero deberíamos-MainPhoto

Por más francos y abiertos que podamos ser como sociedad, por alguna razón tenemos pena al momento de hablar de trastornos mentales. Pero tristemente, algunas personas que probablemente conozcas y que lucen normal, tienen un trabajo, estén criando una familia y pagando cuentas a tiempo, secretamente están luchando con una enfermedad mental, pero están demasiado asustados o avergonzados para decirlo. Desafortunadamente, muchos en nuestra sociedad ven los trastornos mentales como un signo de debilidad, aunque como un problema de salud física, se debe a la genética o es causado por algún trauma o evento estresante. De acuerdo con la National Alliance on Mental Illness, uno de 4 adultos (aproximadamente 61.5 millones de americanos) experimenta enfermedad mental en un año determinado. Una en 17 (cerca de 13.6 millones) vive con enfermedades mentales serias como esquizofrenia, depresión grave o trastorno bipolar.

“Hay una tremenda necesidad para implosionar los mitos de las enfermedades mentales, poner un rostro a éstas, para mostrarle a la gente que un diagnóstico no tiene que llevar a una vida dolorosa u oblicua”, dijo Elyn R. Saks, en un entrevista con New York Times, una profesora con esquizofrenia en la Escuela de Leyes en Universidad de Southern California y autora de, The Center Cannot Hold: My Journey Throught Madness. “Nosotros los que luchamos con estos desórdenes podemos llevar una vida feliz, completa y productiva, si tenemos los recursos adecuados”. Estos recursos usualmente incluyen medicamentos, terapia, y fuerza interior para controlar a los demonios de uno y van acompañados con el amor y apoyo de otros. Aquí hay 8 desórdenes mentales que deberías conocer para poder ayudar a alguien que necesite apoyo y que esté sufriendo en silencio.

1. Trastornos de pánico
Usualmente ocurre en el periodo de adolescencia o adultez temprana y parece estar conectada con transiciones importantes de la vida que son potencialmente estresantes (la graduación de la universidad, casarse, el primer hijo, etc.). Si un miembro familiar ha tenido un ataque de pánico es probable que te ocurra a ti. Muchos no lo informan por miedo a ser llamados hipocondriacos, pero este trastorno es común y con gran capacidad de respuesta al tratamiento.

Lee también: 10 antidepresivos y sus posibles efectos secundarios

El-interior-de-la-mente-8-trastornos-mentales-de-los-que-no-hablamos-pero-deberíamos-Photo2

2. Desorden de conducta
Muchos adolescentes y niños con desorden de conducta sufren de violencia y comportamiento perjudicial a largo plazo y tiene problemas para seguir las reglas.  A menudo son incapaces de comprender cómo su comportamiento puede lastimar a otros y generalmente tienen poca culpa. La intervención temprana puede ayudar a reducir el riesgo de encarcelamiento, trastornos del estado de ánimo, y el abuso de sustancias.

3. Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
Los que lo padecen sufren de preocupación constante a largo plazo con las reglas, orden y el control. Aunque la niñez de una persona y el medio pueden jugar un papel importante, tienden a ocurrir en familias así que se cree que es genético. Aunque este desorden puede afectar a ambos, hombre y mujeres, ocurre mayormente en hombres. La gente con TOC son alumnos de alto rendimiento y sienten un sentido de urgencia con respecto a todo lo que hacen.

El-interior-de-la-mente-8-trastornos-mentales-de-los-que-no-hablamos-pero-deberíamos-Photo4

4. Trastorno por estrés postraumático (TEPT)
Más comúnmente ligado a los veteranos de guerra, este trastorno de ansiedad puede desarrollarse después de estar expuesta  a un evento terrorífico en donde severo daño físico ocurrió o hubo amenaza de. Accidentes, asaltos personales violentos, desastres naturales o no naturales, y combate militar son ejemplos de dichos eventos.

5. Depresión mayor
Aunque tener los episodios para aquellos que no padecen el trastorno es normal, aquellos con depresión clínica sufren de un sentido constante de desesperanza y desprecio y a menudo tiene pensamientos suicidas. Puede ocurrir de una generación a otra en algunas familias o a aquellos sin antecedentes familiares en ella.

El-interior-de-la-mente-8-trastornos-mentales-de-los-que-no-hablamos-pero-deberíamos-Photo8

6. Esquizofrenia
Contrario a la creencia popular, las personas que padecen esquizofrenia  no tienen una doble personalidad. Este trastorno causa que el cerebro  interprete la realidad de una forma anormal. Los síntomas incluyen alucinaciones, ilusiones, pensamiento y comportamiento extremadamente desordenado así como un lenguaje desorganizado.

7. Trastorno de adicción
The American Society of Addiction Medicine (ASAM) ahora define la adicción a las drogas, alcohol, las apuestas o al sexo como un trastorno cerebral y no como un problema de comportamiento como se creyó por mucho tiempo. Los doctores aconsejan no culpar a las personas con un trastorno de adicción y recibir el tratamiento correcto.

8. Trastorno bipolar
Este trastorno bastante serio puede causar conductas de riesgo y tendencias suicidas. Antes conocido como una depresión maníaca, esta condición afecta el humor de una persona, que puede saltar de un extremo al otro con altas y bajas emocionales maniacas. La gravedad de las fases del estado de ánimo puede variar de persona a persona.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *